Cómo el 29 de junio me cambió la vida

Hace unos meses sucedió algo que cambió mi vida. El 29 de junio fui a la presentación del libro Empresa Admirada escrito por Salvador Alva. Para no ir sólo invité a Elías, un amigo que no termina de decidirse entre ser abogado o emprendedor (y dudo que se decida). Esa noche sucedió algo curioso en mi enfoque profesional. Heck, algo sucedió, así de sencillo.

Dos días antes luchaba por poner atención en mi clase de italiano. Estaba por terminar el segundo nivel. Me había inscrito a principios de abril porque en marzo, una vez defendida mi tesis de la maestría, había tomado la decisión de estudiar un doctorado en derecho en la Universidad de Pisa. La vida académica siempre me había (siempre me ha) atraído, y todo -mi director de tesis, algunos amigos que se mueven en este ambiente, mi conciencia- me estaba empujado hacia allá. Era lógico: mi vinculación con las aulas y con la investigación ya llegaba a varios años.
PERO.
Hay algo que me apasiona más que la vida académica. Y es -ya lo sabes si has seguido este blog durante los últimos seis años- escribir. Escribir sobre personas, sobre lo que las mueve, sobre lo que me mueve, sobre lo que las lleva a enfrentarse a sí mismas. Sobre lo que inspira al ser humano.
Sí, el mundo académico me gusta, pero el día de la presentación de Salvador Alva entendí que nuestro mundo (y en especial el mundo empresarial) está abriendo los brazos y las puertas a la gente que escribe. O bueno, de manera más general, se está abriendo a la gente que se dedica en cuerpo y alma a lo que verdaderamente les apasiona. The World is Flat diría Thomas Friedman, y sólo los que hagan de su pasión una vocación profesional lograrán entrar al juego del cambio y de la innovación.
Y dije: (…)
Bueno, no recuerdo lo que dije, pero sentí algo muy fuerte.
Entendí (primero durante las palabras introductorias de Armando Garza Sada “El cambio cultural viene a controlar el papel del empresario, a buscar el compromiso de la gente, porque esto implica confiar, entrenar, disfrutar, escuchar a la gente, y dejarlos hacer, controlar es todo lo contrario”, y luego durante las de Salvador) que mi muy peculiar gusto de escribir y de tratar con personas es un asset que tengo, que DEBO explotar. Que este mundo (echa un quick view al blog de este señor) va a ser de los que entiendan el valor del arte, el valor de la creatividad, el valor de lo humano.
Desde entonces he estado platicando con Óscar y han surgido proyectos interesantísimos que combina los gustos y los intereses de ambos. Uno de ellos es el de Anecdote, razón principal de nuestro viaje a New York (y que bien valió la pena). Otro de ellos…
¡Pero momento! No quiero platicarles todo de una vez. Lo iré haciendo poco a poco. Por ahora quería dejar estas letras aquí (y al hacerlo, surgieron muchísimas más en mi cabeza).
En conclusión, que estoy de muy buen humor, con muchas ganas de hacer cosas, de inventar cosas, de escribir cosas. Y que (por encima de todo), estoy entusiasmado por alguien en concreto…
Y todo (esto último también) inició ese 29 de junio.
Posdata. Estoy pensando escribir, paralelamente a lo que ya estoy escribiendo (ya les contaré), un cuento en el que transmita esta sensación: cómo un evento (específicamente ese 29 de junio) te puede inspirar tanto. Y cómo podríamos hacerle para inspirar a los demás.
This entry was posted in Uncategorized and tagged . Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

9 Comments

  1. Posted 07/10/2011 at 3:46 pm | Permalink

    Like it!

  2. Anonymous
    Posted 07/10/2011 at 3:56 pm | Permalink

    Entonces no estudiarás un Phd?

  3. Posted 07/10/2011 at 4:01 pm | Permalink

    Hola Anónimo, gracias por tu comment. El PhD vendrá, pero como colofón, no como herramienta y medio.

    La vida académica, aunque me resulta muy interesante, no es la mía. La manera de razonar y el público al que se dirige un académico me resultan cada vez más ajenos.

    Creo que encajo más en la figura de un ‘divulgador’ que en la de un ‘intelectual’. No tengo la mente dispuesta al razonamiento lógico como la suelen tener los académicos.

    Sueño más con ser un creador literario/artístico que con ser un erudito. Me resulta más enriquecedor…

  4. Anonymous
    Posted 08/10/2011 at 3:11 am | Permalink

    Ja! Si viviera en Mty t buscara y te propondría matrimonio! (aclarando que soy anonimA) (y estudiante de PHd) ;)

  5. Posted 08/10/2011 at 4:53 pm | Permalink

    Eso es ser decidida ‘Anónima’.

    Qué envidia que estudias un phD. Ya me llegará el día. Por lo pronto, lo mío es (me gustaría que fuera), la explotación de la creatividad.

  6. Anonymous
    Posted 08/10/2011 at 10:35 pm | Permalink

    andres, haz las cosas bien

  7. Anonymous
    Posted 08/10/2011 at 10:37 pm | Permalink

    soy carlos tu hermano

  8. Posted 10/10/2011 at 3:25 am | Permalink

    ¡Saludos dude! Qué cool que te das la vuelta por este lugar.

  9. Anonymous
    Posted 23/10/2011 at 10:02 pm | Permalink

    puro pedo, soy un admirador secreto

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*
*

  • Historias de ayer

  • Índice

  • Log In