Cooperativa: Epílogo

A las 3am llegó mi suegra al hospital.

-Andrés, duérmete un rato. Vienen horas difíciles.

Entonces me fui a dormir a una salita a lado del cuarto donde estaba Vivi. Mi suegra me tomó una foto con una Polaroid:

Screen Shot 2015-08-09 at 2.31.07 PM

A las 4am mi suegra me levantó.

-Creo que ya es hora.

Escribo este último post porque he hablado muy poco de mi esposa, que es la que más intensamente ha vivido todo lo que les he platicado (intentaré ser prudente y respetar su intimidad… y esperaré que no lea esto haha).

Viviana siempre quiso que el parto fuera natural. La naturaleza no sólo le asombra sino que le causa curiosidad, respeto y paz. Parcella y La Cosecha de María Pimienta son claras señales de esa conexión que siente con todo lo vivo y natural.

Mi suegra me despertó a las 4am porque Vivi estaba en la última fase del parto.

-Tú quédate. Yo espero afuera- me dijo.
-Ok Tía, gracias.

Soy muy crítico de las exageraciones. Siempre que alguien dice:

-No manches, éstos son los mejores tacos que he probado en mi vida-, o

-Se los juro que ése es el mejor restaurante de todo México-, o

-Los mejores mariscos del mundo son los de X,

Andrés Oliveros sale en defensa del orden y de la complejidad mundial y responde algo así como:

-¿Ah sí? No sabía que ya habías probado todos los mariscos de todos los lugares del universo.

Con todo y eso, créanme: jamás olvidaré lo que pasó de las 4am a las 5.34am. En concreto, nunca podré olvidar la angustia que sentí de ver a Vivi en las últimas fases del labor de parto.

Seré parco: nunca había visto a mi esposa pasar ni por la mitad del dolor por el que estaba pasando. Yo estaba hecho una sopa, y me sentía demasiado frustrado: ¿qué podía hacer?

Básicamente NADA de NADA. Ni agarrarle la mano.

(Después del parto, una de las enfermeras y la ginecóloga le dijeron a Viviana que les daba demasiada cosa mi cara: Tu esposo estaba demasiado angustiado. No podíamos dejar de ver su cara).

Una semana antes del parto habíamos cenado con Abel y Jéssica, una pareja que tiene a una niña de dos meses. Abel me contó lo impactante que resultaron los primeros diez segundos del nacimiento de su hija:

-El tiempo se hizo eterno. Yo estaba esperando que mi niña soltara el primer llanto pero se tardó mucho. Cuando la escuché llorar, respiré.

Cuando el Hijo FINALMENTE se decidió a salir, mi experiencia fue muy distinta de la de Abel. Había tanta gente en el cuarto que no pude ver a Gabriel durante los primeros segundos.

El pediatra y una enfermera lo tomaron y lo depositaron en una mesita. Ahí lo limpiaron y le tomaron unas huellas del pie. Yo sólo alcancé a ver partes de piel morada y mojada de mi hijo.

La verdad es que -para bien o para mal- sentí que mi primera preocupación era mi esposa: a mi hijo ya lo estaba cuidando todo mundo. Después de decirle cosas cursi (que no pondré aquí) le pregunté que cómo se sentía y me dijo que se sentía un poco mareada pero bien.

Screen Shot 2015-08-09 at 2.35.14 PM

Sentí demasiada admiración por ella y agradecimiento por topármela en el estacionamiento del corporativo de 7-Eleven México. Me re convencí de que me había casado con una mujer fuerte y buena, y de que ésa -casarme con ella- ha sido la mejor decisión que he tomado hasta ahorita (sin exagerar).

Conclusión de esta serie.

El nacimiento y desarrollo de una persona requiere la cooperación de demasiadas voluntades (especialmente la de Viviana. También la mía, la de mi papá, la nuestras familias, la de los doctores, la de todos ustedes que pasaron a saludar y a ayudarnos con cosas) y la cooperación de la naturaleza as a whole.

Con frecuencia, mi hijo fija su ojos recién estrenados en cosas que a mí me parecen intrascendentes: una persiana, una lámpara, mi cachete, una mancha en la pared, el abanico. Supongo que todo le causa maravilla.

Yo me siento igual con todo lo que ha sucedido en las últimas tres semanas: me siento como un niño chiquito que acaba de pasar por un rito de iniciación.

Me siento como alguien que acaba de descubrir que hay estrellas, galaxias y universos.

This entry was posted in parenting. Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

One Comment

  1. Posted 30/10/2015 at 1:01 am | Permalink

    oasa a dejar un comment mamador ;P

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*
*

  • Índice

  • Historias de ayer

  • Log In