15 comidas en Chiapas y 1 en Tabasco

Una forma de contarles cómo me fue visitando Chiapas es platicarles sobre algunas comidas. Van las 16 más memorables en orden cronológico.

(sábado)

1. Tamal de elote en cañón del Sumidero. A medio camino de regreso, nuestro guía-lanchero detuvo la lancha para compartir gasolina con otra llena de turistas. En broma les dije que intercambiábamos la gasolina por comida. Una pareja de nacionales me ofreció un tamal de elote. Les dije que no, que era una broma. Ellos insistieron y yo cedí. Fue el primer bocado en el Estado: teníamos un par de horas de haber aterrizado. El tamal me supo a elote.

2. Pollo en mole en Los Corredores, restaurante en Chiapa de Corzo. Mole bueno, pollo equis. La Negra Modelo que me tomé me cayó de perlas.

3. Sandwich TierrAdentro ahí mismo (San Cristóbal) con mantequilla verde y mezcal. Además, probé las lentejas con epazote que pidió Vivi y unos tamales chiapanecos. Volvería a ir.

(domingo)

4. Huevos chiapanecos en Comedor de Doña Rita (San Cristóbal). Huevos revueltos con frijoles, plátano macho y queso fresco. Muy buenos.

5. Quesadillas con queso seco y pepita de calabaza. En Zinacantán visitamos la casa de Juanita, una señora indígena tzotzil artesana de textiles. Juanita nos hizo una demostración de cómo trabaja y luego nos pasó a su fogón donde nos ofreció tortillas recién hechas, queso seco, dos salsas hechas por ella y polvo de pepita de calabaza. Luego nos dio pox y le compramos.

6. Wok de Ternera en Bangcook (San Cristóbal). Buenísimo.

7. Sacrificio Maya (trago, no plato) en bar La Revolución (San Cristóbal) recomendado por los Koli, mientras tocaba Chilipín Swing. Un día antes habíamos ido a escuchar a Yangabeat pero no me había animado al Sacrificio Maya. Me había quedado en los mezcales. Luego ya me animé. Me lo tomé de un trago, y vi que algunos del bar se rieron de mí.

(lunes)

8. Coco en cascada chiflón (afueras de Comitán). Tiernito.

9. Chicharrón de hebra en Botanero La Tablazón (Comitán). Como chicharrón pero menos grasoso. Increíble. Ahí también: frijoles en bola y longaniza. Volvería.

10. Tapas en 500 Noches (Comitán). Pedimos de camarón en aguacate rústico (?), de queso parmesano y portobellos, y de jamón serrano y pimientos. Buenísimas. Ana Lú pidió una ensalada con café que no me gustó. Vivi una con manzana que sí me gustó. Caña y yo cerramos con un espaguetti cremoso con tocino. Vuelvo.

(martes)

11. Huevos Comitán (creo que así se llamaban) en el restaurante del hotel Hacienda Los Ángeles. Era una especie de omelet con una tortilla abajo y chorizo arriba. Buenos pero pesados.

12. Quesillo y una especie de gordita chiapaneca en Lagos de Montebello. Cerca de cada lago hay puestitos de comida. En uno de esos pedí un quesillo pensando que era una especie de queso panela y ya, y Vivi pidió una gordita hecha con maiz y frijol y luego rellena de queso (¿chinconcuil? no recuerdo el nombre). El quesillo era un plato completo de $90 con queso asado, flor de calabaza, frijoles de bola, champiñones y chorizo. Buenísimos los dos platos.

IMG_0185

(jueves)

13. Pollo en mole en un comedor saliendo de Bonampak. No había absolutamente nadie más que la señora cocinera-mesera-dueña. Llegamos y nos dijo: Tengo mole. Pues tráiganos mole. Luego le pedí dos tequilas. No tengo. Sólo tengo el de la raya roja. ¿Cuál es el de la raya roja? Pásele. Fui. Se refería a una botella de Red Label abandonada. Gracias, tomaré un agua del refri que tiene aquí. Aquí probamos la salsa más picosa de todo el viaje: mucho habanero, poco tomatillo.

14. Cena en el restaurante del hotel Villa Mercedes (afueras de Palenque): trío de tamales chiapanecos, sopa de chipilín, calabaza y berenjena con parmesano, asado chiapaneco.

(viernes)

15. Entremés chiapaneco en Maya Cañada (Palenque). Comida grasosa pero buenísima: pembuche, tamales y quesadillas chiapanecas, longaniza, yuca frita y flautas. La pasamos con agua de chaya. De postre pedimos pozol de cacao (sabe a tamal licuado con chocolate en polvo de La Abuelita) y agua de tascalete. Check estas dos bebidas pero en mi vida los vuelvo a pedir.

16. TODO lo que probé en Gourmet Mx (Villahermosa). Primero nos sentamos en el bar Chata Pandal, a lado -y parte- de Gourmet Mx. Ahí pedimos unos camarones roca y un ceviche de arrachera. Luego, pedimos un queso ahumado con miel y pimientos. Después, un huarache con piña y unos raviolis de plátano sobre una cama de salsa y chicharrón. Cerramos con un risotto verde de carnitas demasiado bueno. Gaby Ruiz es una genio.

20160415_211725

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , . Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*
*

  • Historias de ayer

  • Índice

  • Log In