Los Jiro Ono de nuestra comunidad

Dos preguntas

Jiro Dreams of Sushi es el documental que me generó -por primera vez en mi vida- un interés verdadero y perenne por la cocina. Supongo que me cautivaron la pasión y entrega de Jiro Ono por su trabajo, además de la fotografía y la música de Tchaikovsky.

En el documental vemos a Jiro diciendo lo siguiente:

-Una vez que decides tu ocupación, debes sumergirte en tu trabajo. Tienes que enamorarte del trabajo. Jamás quejarte de él. Debes dedicar tu vida a ser un maestro de tu habilidad. Es el secreto del éxito y la clave de que te traten honorablemente.

Y después:

-Sólo quiero hacer mejor sushi. Hago lo mismo una y otra vez, mejorando poco a poco. Siempre está el deseo de lograr más. Continuaré subiendo, tratando de alcanzar la cima, pero nadie sabe dónde está la cima.

Estas frases conectaron conmigo porque desde mi adolescencia hay dos preguntas que me quitan el sueño mínimo una vez al mes:

  1. ¿Qué actividad es la que más disfruto hacer, mejor sé hacer y más valor agrega al mundo?
    y
  2. ¿Qué voy a lograr haciendo esa actividad?

Desde que me empecé a interesar por la cocina he percibido que muchos chefs y productores de comida han contestado -al menos en su cabeza- estas preguntas de forma muy similar entre ellos:

  1. ¿Qué actividad es la que más disfruto hacer, mejor sé hacer y más valor agrega al mundo?
    Elaborar alimentos y distribuirlos.
    y
  2. ¿Qué voy a lograr haciendo esa actividad?
    Dejar un legado / generar experiencias culinarias inolvidables / mejorar la calidad de la comida en mi comunidad, y la calidad de la vida de las personas que producen los insumos que uso.

Pero lo hacen con la pasión de Jiro Ono:

-Sólo quiero hacer mejor sushi (o: vino / cerveza / café / pan / fine dining / ∞). Hago lo mismo una y otra vez, mejorando poco a poco. Siempre está el deseo de lograr más. Continuaré subiendo, tratando de alcanzar la cima, pero nadie sabe dónde está la cima.

Los Jiro Ono de nuestra comunidad (y de la tuya)

El proyecto de República de la Sierra Madre me ha obligado a salir a la calle a buscar a estas personas en Monterrey. Me emociona descubrir que las estoy encontrando aquí en mi comunidad. Estoy conociendo a mínimo una de ellas por semana, y esto es muy inspirador.

Ayer por ejemplo fui a una cena de degustación de cinco tiempos preparada por Andrés Garza (del food truck Triciclo83), Jorge Guadiana y Bernardo Oseguera. Me llené de asombro al probar su comida y convivir con ellos.

Los Jiro Ono de nuestra comunidad

Primer tiempo. Foto por Rodrigo Rivera Río

Los Jiro Ono de nuestra comunidad

Cuarto tiempo. Foto por Rodrigo Rivera Río

No tenemos que ir a París, Nueva York o Tokio para encontrar otros Jiro Ono. Están entre nosotros.

Pero sus historias -y su trabajo- son poco conocidas, y entonces su trabajo no irá a la velocidad que podría ir.

Mmm…

¡Qué coincidencia! A mí me fascina contar historias.

Entonces yo también resuelvo esas dos preguntas en mi cabeza (y por eso nace República de la Sierra Madre):

  1. ¿Qué actividad es la que más disfruto hacer, mejor sé hacer y más valor agrega al mundo?
    Contar historias que inspiren y ayudarle a otros a contarlas.
    y
  2. ¿Qué voy a lograr haciendo esa actividad?
    Quiero que más personas escuchen y conozcan las historias de los que trabajan por mejorar nuestra comunidad (culinaria, de negocios, social, educativa, de civilidad, artística, espiritual)
This entry was posted in comer and tagged , , , , , . Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*
*

  • Índice

  • Historias de ayer

  • Log In